Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ayleen S. Brown [en construcción]
Sáb Ene 05, 2013 2:36 am por Ayleen S. Brown

» Trama del foro
Vie Ene 04, 2013 9:49 pm por Arte de Magia

» Ambientación
Vie Ene 04, 2013 9:34 pm por Arte de Magia

» MODELO DE FICHAS DE CENSOS
Vie Ene 04, 2013 9:09 pm por Arte de Magia

» Registro de Apellidos
Miér Ene 02, 2013 1:24 am por Arte de Magia

» Registro de Avatars
Miér Ene 02, 2013 12:53 am por Arte de Magia

» Registro de Varitas
Miér Ene 02, 2013 12:23 am por Arte de Magia

» Registro de Patronus
Miér Ene 02, 2013 12:04 am por Arte de Magia

» Registro de Animagos
Mar Ene 01, 2013 11:28 pm por Arte de Magia

Copyright; El foro se reserva en completo el diseño, historias e imagenes presentados en el foro Knights of Walpurgis.

Cualquiera que plagee o copie alguno de estos se aferrará a las consecuencias por parte de la administración.

Keith Ayrton Bancroft

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Keith Ayrton Bancroft

Mensaje por Invitado el Miér Feb 08, 2012 12:42 pm


Información básica

Nombre completo: Keith Ayrton Bancroft.
Fecha de Nacimiento: 01/02/2015
Lugar de nacimiento: Langley, Virginia, EE.UU.
Lugar de residencia: Langley, Virginia, EE.UU.
Orientación Sexual: Heterosexual
Ocupación: “Estudiante” de cosas extrañas.

Datos mágicos

Bando:En contra de los caballeros de Walpurgis.
Estatus de sangre:Mestizo. Padre Muggle, madre Bruja.
Varita: 25 cm, rígida, perfecta para transformaciones. Su núcleo es una pluma de Hipogrifo. Caoba con empuñadura de madera de Alelaila, lo que le da un tono rojizo oscurecido con barniz.
Escuela: Hogwarts (Ravenclaw – 6º)
Boggart: Él mismo sentado en una silla, en una habitación blanca acolchada, con la mirada perdida en el infinito y sin reaccionar ante ningún estímulo. Es lo que cree que ocurrirá si intentan curar su enfermedad por algún método que incluya la aplicación de conjuros sobre su mente. Teme por encima de todas las cosas perder la cordura, ya sea por culpa de algún conjuro o porque su memoria no pueda soportar tantos recuerdos que no se borran.
Patronus: Un zorro.
TIMOs:
Adivinación: Aceptable (A)
Astronomía: Supera las espectativas (S)
Aritmancia: Aceptable (A)
Cuidado de Criaturas Mágicas: Extraordinario (E)
Defensa Contra Las Artes Oscuras: Extraordinario (E)
Encantamientos: Extraordinario (E)
Estudio de Runas Antiguas: Etraordinario (E)
Herbología: Supera las expectativas (S)
Historia de la Magia: Supera las expectativas (S)
Pociones: Extraordinario (E)
Transformaciones: Extraordinario (E)
- Los dos (A) se deben a la inexactitud de las materias.
- Los tres (S) se deben a que no terminó el examen a tiempo.
- No cursó estudios muggles porque lo consideró una pérdida de tiempo.
Título de Aparición:Aprobado.


Descripción física

Cabello: Tiene el cabello castaño y ligeramente ondulado. Siempre lo ha llevado corto porque le parecía más cómodo, aunque cuando le da se lo deja crecer un poco. No le gusta repeinarse.
Rostro: Ovalado, de facciones suaves y con un hoyuelo discreto en la barbilla.
Ojos: Azul/Verde. Dependiendo del día pueden tener más de una tonalidad u otra. Su mirada es profunda y franca, aunque a veces parece tener un toque de misterio, como si escondiese algo.
Boca: Labios carnosos, y cuando está con gente siempre ligeramente curvados en una eterna sonrisa.
Nariz:Tabique fino y con la punta ligeramente respingona.
Piel: Ligeramente tostada. En verano el tono se aviva considerablemente y no se quema nunca. Tampoco tiene pecas ni lunares, pero si tres cicatrices: Hombro derecho, gemelo izquierdo y vientre. La del hombro no está curada aun, pero se niega a recibir tratamiento mágico.
Complexión física: Mide 1’78 cm, de cuerpo atlético y bien entrenado. Camina con zancadas largas y parsimoniosas. Nunca parece ir con prisa, y aunque vaya tarde a algún sitio siempre se las apaña de algún modo para llegar a su hora.
Vestimenta y otros:
A veces lleva unas gafas cuadradas de montura negra colgadas del cuello de la camisa, pero nunca nadie se las ha visto puestas.
Prefiere la ropa cómoda y se pasaría la vida en vaqueros, pero no le gusta descuidar su imagen. Acepta la existencia del burdeos como color y distingue mas de un tipo de blanco… que ya es mucho pedir para un hombre. Su prenda comodín es una camisa blanca y odia las deportivas claras.
De su cuello cuelga una fina cadena de la que pende pequeña llave de plata con tres letras grabadas en su reverso


Personalidad

Descripción psicológica: Keith es un chico extrovertido, sociable y simpático. Suele caer bien, le encanta conocer gente nueva, tiene mucho sentido del humor y le divierte tomar el pelo de vez en cuando a sus amigos, riéndose de sí mismo tanto como del resto. Suele aceptar cualquier apuesta que le hacen sin importarle el resultado. Son una de sus debilidades.

La mayoría de las veces ve el vaso medio lleno, y si no lo está, intenta poner él el agua que falte. Es descarado, que no irrespetuoso, y tiene un espíritu indómito que le ha llevado irremediablemente a varios líos de los que ha salido indemne gracias su astucia. Es consciente de que no ser por la agencia y Hogwarts podría haber acabado como un delincuente juvenil. Suerte que le pillaron a tiempo y le metieron en vereda.

Fiel a sus amigos hasta la muerte. Pondría la mano en el fuego por cada uno de ellos y no dudaría en ayudarlos si están metidos en algún problema. No es nada machista, pero si galán con las mujeres, y se considera una persona respetuosa y considerada... Pero en ocasiones le falta tacto. Es cabezota y cuando no lleva la razón en algo le cuesta admitirlo.

Un guardián inmejorable para cualquier tipo de secreto. Él es el primero que los tiene y sabe valorar la importancia de los mismos. Se concentra con gran facilidad en cualquier cosa que hace y es muy metódico. Sus notas son sobresalientes, pero está lejos de considerarse a si mismo un estudiante modelo. Es muy inteligente y le mueve la curiosidad, pues le encanta conocer el porqué de las cosas. Perfeccionista hasta casi el extremo y meticuloso en casi todo, sobre todo en sus dibujos. Un Geek en toda regla. Es muy maduro aunque a veces aparente lo contrario, y suele pensar las cosas dos veces antes de actuar.


Gustos:
- Los ordenadores y la informática son de sus grandes pasiones, y su especialidad la seguridad. Es uno de los Hackers mas valorados en la agencia, y antes de ser captado era conocido en la red como “Grey Fox”.
- Le cuesta resistirse a una apuesta.
- Le encanta disfrazarse, y cuando lo hace, jugar a cambiar de personalidad según el disfraz que lleve puesto. Su último disfraz fue de estatua de la libertad y no abrió la boca en toda la noche más que para tomar algún trago… Obviamente, era una apuesta.
- Mirar a la gente a los ojos cuando habla con ellos. Para él una mirada dice más que cualquier otra cosa.
- Los juegos de lógica.
- El cine y leer cualquier cosa que caiga en sus manos.
- Sus estilos musicales predilectos son la música clásica, el rock y el metal.
- Una comida: La pasta.

Habilidades:
- Idiomas: A la perfección: inglés, francés, chino (mandarín), ruso, alemán, español y árabe. Con fluidez: italiano, griego, japonés y portugués.
- Sabe conducir desde los 14 años.
- Es ambidiestro.
- Si tiene sueño, puede dormir en cualquier sitio y bajo cualquier circunstancia.
- Resuelve un cubo de rubik de 3x3 en menos de 10 segundos y con una sola mano en menos de 25.
- Puede detectar una mentira por medio del pulso o la respiración de la otra persona.
- Memoria absolutamente increíble por su enfermedad.

Debilidades y miedos:
- Tiene Tripanofobia leve: Pánico a las inyecciones.
Esto se debe a que cuando le diagnosticaron Hipermnesia estuvieron durante dos semanas inyectándole sustancias extrañas y estimulantes, así como sacándole sangre para continuos análisis. No pierde el control pero se pone muy nervioso. Por suerte sabe disimularlo… cosas del “orgullo masculino”.
- Padece Hipermnesia.
Los pacientes con este mal son capaces de recordar todos los detalles de cualquier día de su vida, incluso los más insignificantes como la hora exacta y todos los eventos que sucedieron minuto a minuto

Disgustos:
- Odia las mentiras, y eso le hace vivir en una paradoja.
- Los aviones. Le resulta desagradable el ascenso.
- Los clichés.
- Bailar. Conoce los pasos, y no lo hace mal, pero no le gusta.

Otros:
- Siempre lleva una foto actual de su hermana en la cartera y se escriben al menos una carta semanal. Para él es como su alma gemela.
- Tiene un gato de angora llamado Dot, regalo de su hermana Kell. Es sordo.
- Cuando está concentrado en algo pierde la noción de todo lo que le rodea: Tiempo, espacio, gente, objetos…
- Si tiene papel y lápiz a mano, está despistado y se pone a hacer garabatos, puede desde escribir una complicada formula que ni el mismo sabe para qué sirve hasta hacer un dibujo abstracto con un plano de algún edificio escondido entre sus trazos… y eso no es algo recomendable.
- Su amortentia huele a hierba mojada y café.

Vida

Historia:
■ Damien y Joyce.

Damien Bancroft es el nombre de su padre, un respetado neurocirujano muggle y director de una de las clínicas privadas más prestigiosas de Virginia. Nació en Londres, se educó en los mejores colegios (aunque le expulsaron de un par de ellos por su espíritu aventurero), y siguió los pasos de su padre y su abuelo a la hora de decidir su futuro.

A los veintitrés años conoció a Laureen Malorie Joyce Collingwood, una misteriosa chica tres años más joven que él que le fascinó desde el primer momento. Tenía algo especial, aunque no conseguía adivinar qué demonios podía ser. Se enamoró de su sonrisa y desparpajo y durante más de un largo año se las vio y deseó para conseguir que esa enigmática joven, que a veces desaparecía un tiempo sin razón aparente, pensase en él cómo en algo más que un simple conocido.

Aunque, claro, esta es solo una versión de la historia. Puede que al principio Joyce no le hiciese ni caso, pero poco a poco fue sintiéndose atraída por él. Sin embargo escondía un gran secreto que la obligaba a mantener las distancias: Era una bruja, descendiente de un antiguo linaje sangre limpia. Se había educado en Beauxbatons y Hogwarts y ahora trabajaba para el Ministerio de Magia como Auror.

Finalmente la perseverancia de Damien pudo más que la cabezonería de Joyce. Comenzaron a salir (obviamente los padres de ella no estaban de acuerdo, pero acabaron aceptándolo) y cuando le regaló el anillo de compromiso ella le desveló su secreto. Al principio pensó que se trataba de una broma, y aunque le costó tres semanas recuperarse de la sorpresa inicial al descubrir que su futura mujer no tenía sentido del humor para esas cosas, terminó aceptándolo y siguieron adelante con los preparativos de la boda.

Cuando Joyce se quedó embarazada hablaron muy seriamente del posible futuro del bebe, y llegaron a una conclusión: Al tener sangre mestiza existía la posibilidad de que no heredase el don mágico de su madre, por lo que lo mantendrían en secreto de momento. Se mudaron de Londres para empezar de nuevo y fijaron como destino Langley. Allí Damien montó, con parte del dinero de su herencia, una clínica privada de neurología. Gracias a sus contactos consiguió rodearse de un equipo de reconocidos profesionales y llevaron la clínica a lo más alto del estado.
La primera sorpresa de su nueva vida vino cuando en vez de un bebé llegaron dos. La segunda, cuando en vez de dos cartas para Hogwarts solo recibieron una.
■ Keith y Kelyne.

Los mellizos eran casi idénticos de pequeños (exceptuando el sexo, por supuesto), y a pesar de tener gustos y aficiones completamente distintos eran inseparables. Nunca fueron niños tímidos, sino todo lo contrario. Habían heredado el carácter de su madre y el espíritu rebelde y aventurero de su padre. Además tenían una facilidad asombrosa para aprender cosas nuevas.

Kell (unos minutos mayor que Keith) tenía buena voz y un oído excepcional para la música. Desde pequeña la apuntaron a solfeo y clases de piano y violonchelo. Cuando tenía siete años se empeñó en aprender también a Ballet. Ante la negativa inicial de sus padres se negó a probar bocado hasta que le dijesen que sí a su capricho. Antes de que llegase la noche Damien y Joyce habían accedido a la petición de la reina de la casa.

Por su parte, Keith poseía una imaginación fuera de lo normal que plasmaba sobre papel cada vez que tenía un lápiz a mano. Además desde pequeño se sintió fuertemente atraído por todo tipo de juegos electrónicos y ordenadores. Casi aprendió a decir “Nintendo” antes que “papá” y “mamá”. Juegos online, lenguajes de programación, hardware, software, reportes de bugs… con solo 8 años conocía mejor la red que su cajón de juguetes. Era completamente autodidacta. Se descargaba manuales y libros para leer en su ebook y los memorizaba con una facilidad sorprendente. Demasiado sorprendente como para resultar normal.

■ La Separación.

Pero la cosa se complicó. Quizá Damien no tendría que haber hablado de política en la mesa, como decía Joyce. O quizá la culpa era de Keith, por tener los oídos demasiado abiertos a información que no debía interesarle dada su corta edad. La cuestión fue que el inocente comentario de su padre, haciendo referencia a una noticia de cierta información robada a la embajada de EE.UU. por unos crackers que habían roto la seguridad del sitio, picó la curiosidad del chaval. Siempre proponiéndose nuevos retos, y siempre intentando aprender algo nuevo, consideró que aquello de las entradas remotas no autorizadas en sitios importantes “era una pasada”. De lo que no era consciente cuando se coló en la página de la Casa Blanca, y posteriormente en los archivos de la NSA, fue que acababa de convertirse en un criminal informático. Un mocoso de 8 años convertido en Black Hat.

Y no quedó ahí el asunto. Mientras su curiosidad de hacker en potencia aumentaba e iba probando cosas nuevas, los agentes del gobierno no se quedaron de brazos cruzados. Removieron todo para encontrar a aquel que había burlado sus sistemas de seguridad, y durante dos meses la inocentada de Keith les trajo de cabeza. Hasta que, por un fallo de newbie de lo más normal en un crío, pero que ningún federal veía lógico en el Black Hat que creían estar buscando, encontraron las huellas que les llevarían directamente al adosado de Langley donde la feliz familia disfrutaba de la cena.

Irrumpieron en la casa y se llevaron a Damien y Joyce, creyéndolos culpables del ataque. Era lo más lógico, ¿quién pensaría que todo era obra del pequeño de la familia? Damien aseguraba no saber nada, Joyce no podía recurrir a su magia, y todos se reían del enano que se atribuía los méritos… hasta que el niño cogió un ordenador de la comisaría a escondidas, accedió a la página de la CIA y provocó un ataque que la dejó inservible durante horas. Esta vez no borró ninguna huella, y los servicios de inteligencia llegaron rápidamente a la comisaría donde Keith, con una sonrisa triunfal esperaba demostrar de una vez por todas la inocencia de sus padres.

El cuento tuvo un final feliz, pues se retiraron los cargos, pero no podían dejar las cosas así. Sin la tutela adecuada, Keith era un peligro en potencia. Pusieron al chico a prueba, y tras ver lo sobresaliente de los resultados solo plantearon una posible solución a Damien y Joyce: La CIA captaría a Keith para adiestrarlo, y no era una petición.

Fue duro verlo marchar. Podría pasar las navidades y dos semanas de vacaciones en verano con su familia, pero el resto del tiempo estaría interno en la sede de la Agencia Central de Inteligencia, recibiendo una exhaustiva, completa y dura educación, así como entrenamiento.

Ahora Joyce y Damien tenían un segundo gran secreto que ocultar, y Kell el primero.

Fue allí, en Langley, donde descubrieron que la capacidad de Keith para memorizar todo no era normal. Le diagnosticaron Hipermnesia, una enfermedad que hacía que recordase absolutamente todo desde que tenía uso de razón. Solamente se conocían tres casos registrados aparte del suyo, y no había cura por el momento, pues se conocía muy poco de ella. Tendría que vivir recordando absolutamente todo lo que le pasase para siempre: Hechos, olores, sabores, colores, sensaciones, sentimientos… Una bendición y maldición al mismo tiempo. La pregunta que todos se hacían era… ¿Qué hacer al respecto? Por un lado temían que la cabeza del niño no soportase tal cantidad de información, aunque hasta el momento no había ocurrido nada malo… y por otro querían aprovechar lo que algunos consideraban un don.

El resultado fue que en tres años consiguieron que un niño a punto de cumplir los once tuviese nociones básicas (y en algunos casos avanzada) de ciencias formales (matemáticas), naturales (física, química, biología…) y sociales (política, economía…), prácticamente terminaron su formación informática, y le convirtieron en alguien capaz de mantener conversaciones a nivel básico en más de ocho idiomas.

■ La Carta.

Entonces llegó el día. El 1 de febrero Kell y Keith celebraron por tercera vez sus cumpleaños separados, aunque en casa de los Bancroft siempre había dos tartas, la favorita de cada uno de sus hijos. La lechuza negra entró por la chimenea y dejó caer un sobre blanco y lacrado sobre la tarta de Keith. Joyce dejó escapar una exclamación ahogada, reconociéndolo de inmediato. Damien supo de qué se trataba al abrirlo y leerlo, y no daba crédito. Lívido y con un asentimiento de su mujer como única señal, le contó a Kell la verdad acerca de su madre, y ahora de su hermano. La niña no se lo creyó hasta que Joyce partió por arte de magia un trozo del pastel de Keith y se lo llevó a la boca. Al contrario que la primera impresión de su padre, a la niña le pareció lo más divertido y maravilloso del mundo eso de tener una madre bruja y un hermano mago. Claro que le gustaría haber recibido carta a ella también, pero se animó un poco al darse cuenta de lo difícil que tendría que haber sido para su madre ocultárselo a todo el mundo. No quería tener un secreto tan grande sobre sí misma.

Con un poco de ayuda mágica y contactos hicieron salir a Keith de la sede de la CIA. Tras una reacción parecida a la de Kell (aunque quizá tardó unos segundos más en asimilarlo) arreglaron todo (también con el mismo tipo de ayuda) para que su entrenamiento en la Agencia fuese únicamente en verano. Durante el curso lectivo asistiría a Hogwarts y no le quedaría más remedio que llevarse algunos de sus libros de la Agencia para continuar con su preparación. No quería abandonar esa posible salida para su futuro.

Hizo las maletas y sus padres y hermana lo llevaron a Londres, donde tomaría un tren a una nueva vida. El sombrero seleccionador le colocó acertadamente en Ravenclaw, casa a la que había pertenecido su madre. Para él fue una experiencia estimulante y positiva su ingreso en Hogwarts. En la Agencia no había niños de su edad y no tenía casi nunca la oportunidad de divertirse. Todo eso cambiaría ahora que estaba en el castillo.

Pasaron los años, y aunque tenía que esforzarse el doble para poder llevar dos estudios totalmente diferentes al mismo tiempo, el esfuerzo merecía la pena por dos razones: 1º: podía ver un poquito más al año a su familia y a su hermana, a quien echaba de menos casi más que a nadie, y 2º: Tenía amigos de su edad con los que compartir aquellas cosas que en los últimos años no había podido.

Ahora, a punto de cumplir 17 años, tiene una gran cantidad de información metida en su cabeza. Es un genio de los ordenadores, un cerebrito en ciencias y matemáticas, ha memorizado planos y planos de toda clase, habla a la perfección siete idiomas y se desenvuelve decentemente con cuatro más, ha pasado los TIMO’s con unas calificaciones estupendas… Y además sabe manejar prácticamente cualquier arma de fuego, blanca, y ha recibido un intensivo entrenamiento en defensa personal, esgrima y otras artes que han llevado sus reflejos al extremo.

Aunque ya ha participado en dos misiones secretas de la Agencia, el Agente Beckett, quien le captó, dice que tiene mucho que aprender.

Momentos clave:
- Hackea la web de la NSA, la Casa Blanca, y la CÍA. 8 años.
- Es captado por Beckett. 8 años.
- Recibe la carta de Hogwarts y es seleccionado para Ravenclaw. 11 años.
- Primer beso con una compañera de Hogwarts. 13 años.
- Entra en el equipo de quidditch de Ravenclaw como bateador. 14 años.
- Primera misión con la agencia. Encargado de las comunicaciones. Espionaje: Japón. Recibe la herida en el abdomen. 16 años.
- Segunda misión con la agencia. Agente de campo: el cairo. Recibe las heridas en el hombro y el gemelo. Último verano.

Relaciones cercanas:
Damien Bancroft – Padre (muggle). Neurocirujano.
Laureen Malorie Joyce Collingwood – Madre (bruja). Auror (ExRavenclaw)
Kelyne Bancroft – Hermana (muggle). Proyecto de bailarina.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Keith Ayrton Bancroft

Mensaje por Invitado el Miér Feb 08, 2012 12:47 pm

Bienvenidooooooo de nuevo Keith *o* Disfruta mucho el foro!

Ficha aceptada

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.