Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Ayleen S. Brown [en construcción]
Sáb Ene 05, 2013 2:36 am por Ayleen S. Brown

» Trama del foro
Vie Ene 04, 2013 9:49 pm por Arte de Magia

» Ambientación
Vie Ene 04, 2013 9:34 pm por Arte de Magia

» MODELO DE FICHAS DE CENSOS
Vie Ene 04, 2013 9:09 pm por Arte de Magia

» Registro de Apellidos
Miér Ene 02, 2013 1:24 am por Arte de Magia

» Registro de Avatars
Miér Ene 02, 2013 12:53 am por Arte de Magia

» Registro de Varitas
Miér Ene 02, 2013 12:23 am por Arte de Magia

» Registro de Patronus
Miér Ene 02, 2013 12:04 am por Arte de Magia

» Registro de Animagos
Mar Ene 01, 2013 11:28 pm por Arte de Magia

Copyright; El foro se reserva en completo el diseño, historias e imagenes presentados en el foro Knights of Walpurgis.

Cualquiera que plagee o copie alguno de estos se aferrará a las consecuencias por parte de la administración.

Eibhleann O'Malley

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Eibhleann O'Malley

Mensaje por Invitado el Vie Ene 20, 2012 3:17 am

Información básica



Nombre completo: Eibhleann Dearbhail O'Malley.
Fecha de Nacimiento: 2 Mayo.
Lugar de nacimiento: Irlanda.
Lugar de residencia: Inglaterra.
Orientación Sexual: Asexual, jamás ha sentido nada por nadie.
Ocupación: Estudiante.

Datos mágicos

Bando: Caballeros de Walpurgis.
Estatus de sangre: Limpia.
Varita: Roble rojo - Veneno de acromántula - Semi rígida - Perfecta para maldiciones - 31,73 cm.
Escuela: Hogwarts, 5to año.
Boggart: Ñandú.
Patronus: Escarabajo.



Descripción física

Cabello: Castaño oscuro casi negro, más liso de lo que a ella le gustaría. Es largo y sedoso, aunque lo haya cortado múltiples veces, a los dos meses ya está largo de nuevo. Siempre lleva un flequillo que le cubre toda la frente.
Ojos: De color azul. Lo peculiar de sus ojos es que su mirada es totalmente ida. Es decir, uno nunca sabe realmente si la chica está mirando un punto fijo o está pegada pensando, su mirada es distante, como si no estuviese realmente allí, y, a la vez, con un toque de "te estoy examinando" que puede llegar a dar miedo.
Boca: Normal, no tiene nada distintivo.
Piel: Su piel es de un color bastante claro, entre el blanco pálido y el tono pastel. Persona que diga que la ha visto sonrojarse, está mintiendo.
Complexión física: Eibhy es una muchacha medianamente alta, alcanzando el 1.74, es muy delgada y menudita, sin muchas formas. Ella misma compara su cuerpo con el de algún chico sin músculos. Sus medidas exactas son 81 de busto, 61 de estómago y 86 de trasero.



Personalidad

Descripción psicológica:
Eibhy es una persona un tanto compleja de describir. La palabra que mejor se ajusta a su personalidad es "extraña". Es, sin lugar a dudas, una persona singular. De esas que la gente mira sin entender jamás lo que sale por su boca. Primero que nada, Eibhy es completamente ajena al mundo que la rodea, no es como las personas normales que entienden con facilidad el sentido de las palabras. E suele tomarse todo literal, sin entender sarcasmos o metáforas, lo que hace que normalmente comprenda las cosas de manera completamente contrarias a como son. Además, no tiene filtro. Ella dice las cosas sin darse cuenta de si esto daña o no a las personas. No entiende cuando lo que dice está mal, es perturbador o lo que sea, si lo piensa saldrá de su boca. Todo esto se debe a que la muchacha sufre de un Síndrome, el Síndrome de Asperger. Y la verdad es que, la muchacha lo sabe pero no lo comprende. Nunca ha entendido su significado y nunca lo entenderá, no le interesa. Es bastante lógica y racional, suele hacer las cosas con motivos, es calculadora y muy inteligente. Astuta, por sobre todo.
Ha logrado notar las reacciones que causa en la gente, con el paso de los años y esto lo utiliza a su favor. Siempre todo a su favor.
Es ambiciosa, le agrada el poder, sentirse poderosa. Tiene claro que causa temor en muchas personas y la verdad, no le molesta, pues así se siente superior a otros. Como si la respetaran por el miedo.
Tiene una memoria casi fotográfica, recuerda hasta el más mínimo detalle. Le gusta saber datos de las personas, investigarlos y ver qué provecho sacar de ellas. Puede parecer una chica tranquila, pues su tono de voz siempre es neutro, sin emociones, y no suele moverse con rapidez, pero tiene sus momentos donde no puede dejar de moverse e incluso puede causar estragos por esto.
Como si hubiesen dos personas en ella, la tranquila que uno ve a todo momento, y la que puede llegar a ser un peligro cuando sale.
Es extremadamente buena actriz, puede fingir todo tipo de sentimientos sin sentirlos realmente, y que estos parezcan reales. Un don adquirido por el Asperger. Esto le permite poder infiltrarse de la forma que desea entre el grupo de personas que desee y parecer lo que desea. Aunque, por lo general, si quiere entrar a un grupo y averiguar algo, solo llega y lo hace. No conoce las limitaciones ni es buena respetando reglas, no por ser una rebelde, si no porque no lo entiende. No entiende lo que significa no, si hace algo es porque quiere y lo hará igual aunque sea algo prohibido.
A ella no le importa pasar por sobre las personas. Realmente no sabe crear lazos, querer. No lo hace. Y si lo ha hecho ya no recuerda como se siente. Es poco sentimental, más racional, pero no por eso coherente. Muchas de las cosas que salen de su boca no tienen ningún sentido, o sí, pero solo ella lo entiende, y no le importa lo que el resto piense porque para ella es normal. Jamás le importará lo que otros digan o piensen de ella, a menos que le sirva de algo aquella preocupación... Y seguirá sin ser preocupación, solo interés.
Es de lo que se denomina una persona sincera. No es una habilidad adquirida en ella mentir, si no quiere decirte la verdad no habla, pero no miente. Pocas veces en su vida ha podido mentir, y ha pasado años desarrollando aquello, finge que está actuando como otra persona para poder hacerlo, porque algo incluído y nato en ella es la sinceridad y suele contestar siempre con la verdad a todo lo que le dicen, sin evitarlo, y normalmente no le moleta, porque no suele sentir mucho y jamás ha experimentado la verguenza.
Así es, la muchacha no sabe sentir mucho, o más bien le cuesta reconocer sus propios sentimientos. Reconocerlos, no aceptarlos. Porque no es que sepa que están ahí pero no los quiere admitir, si no que realmente no sabe que son y no le interesa descubrirlo.
Prefiere mantenerse de bajo perfil, a pesar de saber que por rumores y otras cosas está en la mira de todos. A pesar de saber que con su extraña personalidad es imposible no destacar. Pero no le gusta la atención. Sí, le gusta el poder, pero prefiere obtenerlo de manera discreta.
Es del tipo de personas que si le repiten algo muchas veces termina por creerlo. Pero nadie logrará cambiar jamás lo que ella cree por si sola. Cree fielmente que siempre tiene razón, porque siempre de alguna forma tiene razones para comprobarlo. Pero no lo hace, porque sería perder el tiempo. La única opinión que le importa es la suya. Y la única persona con la que cuenta, también.
Es desconfiada de la gente que la rodea, no cree en las amistades desinteresadas. No cree en el cariño de la nada. Siempre mantiene un ojo abierto sobre los que intentan acercarse, y jamás llega a mostrarse en totalidad. Solo hay una imagen que siempre verás de ella, la tranquila muchacha con ojos distantes que dice comentarios que nadie entiende. Solo, si tienes mucha mala suerte, te dejará ver algo más.
Datos de su enfermedad:
Al síndrome de Asperger a veces se le llama síndrome del "planeta equivocado" porque la gente con el síndrome sienten que son bastante normales pero viven en un mundo lleno de extraterrestres (personas normales). Para una persona con síndrome de Asperger, tener el síndrome es lo normal, porque lo han tenido toda su vida.
Puede ser sensible al tacto o a los ruidos fuertes.
Puede tener dificultades reconociendo expresiones faciales.
A menudo no comprenden cuando alguien está bromeando o usa un lenguaje que no es preciso en su ámbito.
A menudo hablan en voz alta, en voz muy baja o con una voz carente de emociones.
Pueden aprender a hablar muy pronto o muy tarde.
Pueden aprender a leer muy pronto o muy tarde.
Tienen problemas socializando.
No comprenden cómo piensan otras personas.
Se mueven de forma repetitiva.
Pueden quedarse confundidos si el lenguaje corporal y las palabras de una persona no dicen lo mismo.
Intentan hacer exactamente lo que las palabras le dicen.
Pueden no darse cuenta de que otra persona está disgustada o enfadada hasta que otra persona se lo muestre claramente.
Pueden no entender que cuando alguien frunce el ceño significa "¡Estás diciendo o haciendo algo malo y deberías parar ya!".
Pueden no saber si otra persona bromea. Tienen dificultades para entender la ironía, el sarcasmo o la jerga.
Pueden no comprender los intereses de otra persona o los motivos por los que hacen lo que hacen.
Pueden hacer o hablar de lo mismo una y otra vez. Otras personas lo encontrarían engorroso.
Pueden desconocer, a menos que se les diga, cuando otras personas quieren que paren de hablar de sus intereses.
Tienen sentimientos, por lo que pueden sentirse solitarios y despreciados debido al rechazo.
Son muy buenos para juegos de lógica, como el ajedrez.
Actúan de una forma que tenga sentido: son tremendamente racionales.
Tienen la habilidad de actuar (ser actor), dada la capacidad que desarrollan para expresar emociones y sentimientos sin que necesariamente los sientan.
Ven y recuerdan detalles de cosas que las otras personas no ven.
A menudo tienen una memoria extraordinaria (visual, musical, numérica).
Algunos son propensos a desarrollar un extraordinario talento musical porque poseen un oído más sensible. También es frecuente que puedan ser virtuosos de algún instrumento musical, dado el tiempo que emplean en mejorar.
Tienen un interés especial en convertirse en expertos dentro de su campo.
Siente dificultad de entender el contexto amplio de un problema. Le cuesta entender una pregunta compleja y tarda en responder.
Repite compulsivamente ciertas acciones o pensamientos para sentirse seguro.
Le cuesta entender una conversación larga, y cambia de tema cuando está confuso.
En ocasiones parece estar ausente, absorto en sus pensamientos.
Tiene problemas al jugar con otros niños. No entiende las reglas implícitas del juego. Quiere imponer sus propias reglas, y ganar siempre. Tal vez por eso prefiera jugar sólo.
Le cuesta vestirse, abrocharse los botones o hacer un lazo con los cordones.
Gustos:
#. La sopa.
#. Los animales extraños.
#. Las personas extrañas.
#. La fotografía.
#. Todo lo relacionado con las estrellas, según ella son pequeñas redondas y brillantes -pues así las ve, no pierdas el tiempo explicándole que no son pequeñas-, y justo aquella descripción es su debilidad.
#. Las fresas.
Habilidades:
#. DCAO
#. Actuar.
#. Tiene una inteligencia superior a lo normal. Pero una inteligencia emocional más baja que la del resto.
#. Es mucho mejor expresándose de manera escrita que verbal.
#. Toca el piano. Se entretiene practicando las mismas canciones una y otra vez.
#. Pintar.
Debilidades y miedos:
#. Los ñandús.
#. Los dinosaurios. Cree fielmente que volverán a aparecer un día.
#. Suele ser bastante torpe.
#. Le tiene un ligero miedo a los sueños porque no entiende cómo aquellas imágenes entraron a su cabeza mientras dormía. Sospecha que los duendes tienen algo que ver.
#. Tiene debilidad por los objetos pequeños, redondos y más aún si son brillante. Los colecciona.
Disgustos:
#. Las plantas amarillas.
#. La gente que es fácil confundir con otra persona.
#. Hacer deportes.
#. No entender un chiste.
Otros:
#. Tiene una tortuga llamada "Bleezhibh".
#. Tiene la costumbre de decir "Curioso, muy curioso".
#. Por momentos cree que es un alien y que está en un planeta ajeno sin saber cómo llegó.
#. Es vegetariana. La carne le da nauseas y un rechazo innato, quizás como trauma a las muertes que causó años atrás.
#. No entiende por qué piensan que es complicado su nombre, mucho menos entiende por qué le buscan apodos. Tarda en aceptar que es a ella a la que están llamando cuando no le dicen Eibhleann o Eibhy.
#. Tiene el tic de ladear la cabeza cuando algo le parece curioso o interesante.
#. No cree que aquello llamado amor exista.
#. Es ambidiestra.



Vida

Historia:
Hay personas que disfrutan de vivir una vida sin muchas emociones, vidas tranquilas y apaciguadas. El caso de Eibhy no es este. La pequeña nació de la unión de Ruadhrí y Erin, dos jóvenes irlandeses que ya llevaban tres años de feliz matrimonio. Desde sus primeros meses la pareja pudo notar que la pequeña era.. Diferente. Era como si reaccionara después de lo normal, como si tuviese un reloj diferente al de todos ellos. A medida que iban pasando los meses veían cómo su niña no hablaba como los demás bebés de su edad. El retraso en el habla fue el primer signo que tuvieron de que su hija no era como los demás. Por suerte para ellos habló, tarde pero lo hizo, sacandose los miedos así de que la niña era muda.
La niña, a pesar de su tardío comportamiento, era muy astuta e inteligente. Podía notar cosas con facilidad y usar una lógica mayor a los niños de su edad. Era casi como una computadora, procesando, recordando, anotando y analizando. Podía entender que todo tenía un esquema, era cosa de saber cómo funcionaban. Pero la verdad era que, Eibhy jamás entendió ni logrará entender cómo funciona la vida, pues para ella las cosas funcionaban a un modo totalmente diferentes y eran solo sus reglas las que les importaban, y siempre sería así.
La niña fue creciendo en un ambiente semi normal, los padres siempre estaban preocupados por ver que el aprendizaje de su niña fuera acorde a su edad, y ella mientras iba entendiendo que para ellos era como una pequeña estúpida. O al menos, la trataban como una. Así fue que la muchacha comenzó a mostrar otro rasgo característico que afectarían al resto de su vida. Ella no sabía filtrar los comentarios, decía todo como lo pensaba, no podía notar si su comentario era hiriente o no, no tenía la suficiente capacidad emocional para ello. Y tampoco podía notar cuando alguien estaba bromeando o siendo irónico. La muchacha era diferente al resto de las personas y sus padres no lo podían seguir negando.
Así fue como se mudaron a Inglaterra para comenzar una nueva vida y poder encontrar un especialista para ver qué era lo que tenía su hija y cómo solucionarlo. Allí se enteraron de la verdad, Eibhleann tenía Síndrome de Asperger, y esto era lo que la hacía actuar diferente.
El padre, indignado por esto, estaba dispuesto a mandar a su pequeña a una clínica psiquiátrica con tal de le quitaran la "anomalía" y la hicieran "de una vez por todas una persona normal". ¿Pero quién era él para decir qué era normal y qué no cuando Eibhy era completamente feliz así como era? La niña de solo siete años no podía permitir aquello.
Algo maligno había dentro de ella, algo que no podía saber bien de donde había llegado, pero allí estaba. Y fue aquello lo que la impulsó a querer castigar a su padre. Inteligente e ingeniosa como ella sola y a sabienda de que su padre tomaba unas gotas para poder dormir, decidió dejarlo dormir un buen rato para que recapacitara sobre lo que debía hacer con ella. Y al no conocer de medidas, pensando que tres gotitas le servían para una noche, supuso que dos frascos completos le darían al menos un mes.
Pero, la muchacha aún no aprendía bien matemáticas, y tampoco sabía nada sobre farmacéuticos. Y así, por ese deseo de ella de castigar a su padre, lo mató.
La policía, obviamente, lo tomó como intento de suicido. Su madre, también. Sin poder entender las razones de su marido para hacerlo, pero no podía llegar ni a imaginar que había sido la pequeña Eibhy quien había asesinado a su padre con solo siete años. ¿Cómo debía sentirse la niña respecto a eso? La verdad, no lo sabía. Lo único que podía entender era que, por su culpa su padre no volvería a despertar, pero no estaba segura de si debía sentirse o no arrepentida de aquello.
Su madre calló en una tremenda depresión después de aquello, dejando de ponerle cualquier atención a la pequeña. Al principio, no le incomodaba, jamás había necesitado mucha atención, prefería pasar desapercibida. Pero al paso del tiempo Eibhy comenzó a necesitar a su madre, y ella no estaba allí para ella, quizás, por no lograr entender lo que había pasado con papá.
- Mamá. Papá no se suicidó, yo lo maté.- Le dijo, una noche, con su típica voz neutra de no tener ningún sentimiento. Si quería recuperar a su madre, debía dejar fluir el pasado. Pero al parecer, ella no pensaba igual. En el momento que escuchó a su hija decir eso, comenzó a preguntar, a saber cómo la niña había hecho todo en tan corta edad. Y simplemente, se alteró, se alteró y comenzó a golpear a la muchacha que ya estaba por cumplir los nueve años. Pero Eibhy no podía soportar eso, no lograba entender por qué le hacía eso después de haberla dejado sola por casi dos años, ella también merecía ser castigada. Y así, con esa incapacidad suya de conocer los límites de lo que está bien y lo que está mal, tomó un cuchillo y la apuñaló. Quizás, en defensa propia, quizás, por venganza.
Y nuevamente la policía lo tomó como un suicidio, por nunca haber podido superar el de su esposo.
Tuvo que irse a vivir con sus tíos, muggles, pero sus únicos parientes. A decir verdad, jamás había tenido una vida tan mágica como para notar el cambio. Allí conoció a lo que sería su primera amistad, Muireann, su prima. Con ella podía divertirse, a pesar de lo complicado que podía ser con una persona que no lograba entender la mitad de las cosas que se le decían por ser demasiado irracionales para que su cerebro lograra comprenderlo. Pero Muireann la esperaba, la ayudaba, le enseñaba a cómo a pesar de su enfermedad podía llegar a hacer varias cosas normalmente, y eso era lo que hacía que la considerara una amiga verdadera.
Pero todo tuvo que llegar a su fin otra vez, así como cada vez que las verdades sobre ellas salían a luz, alguien terminó muerto. Y fue cuando jugando por unos bosques Eibhy le dijo a Muireann que sus padres no se habían suicidado. La muchacha se alteró acusándola de asesina y diciendo que debía entregarse y que era una abominación. E, que realmente había creído que podía tener una amiga de verdad, se molestó, y la empujó. Esta calló por un sendero y murió.
¿Podrían considerarse las tres muertes accidentes o algo que ella realmente quería hacer?
Cuando sus tíos se enteraron de esto, se asustaron, la joven de once años había sido capaz de matar a su hija y no sabían cómo reaccionar ante eso. No sabían si ese impulsivo comportamiento era parte de alguna enfermedad de la niña o qué, pero de algo estaban seguros, no querían a la pequeña con ellos. Porque, a decir verdad, con el paso del tiempo se había puesto más y más extraña, su mirada más y más vacía y lejana. Y eso, los aterraba.
Por suerte para ellos la carta a Hogwarts llegó, y la niña se marchó al colegio donde la integraron en la casa Slytherin. Y en sus vacaciones, la chica asistía a un psiquiatra que mantenía al tato a sus tíos sobre la estabilidad emocional de la niña y si era un peligro o no.
Rumores comenzaron en Hogwarts, historias sobre que ella había matado a sus padres, historias sobre que iba al psiquiatra muggle. Hablando de su extraño comportamiento y solo haciéndola más extraña aún. Ella lo ignoraba, al principio, lo negaba si era muy necesario, cosa bastante difícil para ella por sus condiciones, pero prefería simplemente ignorarlo porque jamás le interesó una opinión ajena a la suya. Pero entonces los conoció. Los Caballeros de Walpurgis, y supo que allí era su destino.
Supo que con ellos por fin podría no ser juzgada, porque alguien como ella era justo lo que necesitaban. Una persona que ya hubiese asesinado antes y no tuviese culpa por ello. Y ese fue su argumento para entrar una vez que contactó a Aaron. ¿La razón por la que había decidido contarles a ellos que el rumor era cierto?" Fácil, "Me he dado cuenta de que ignorar algo o negarlo no cambiará que haya pasado. Así que no necesito que crean o no si es verdad o mentira, la realidad seguirá siendo la misma." Tantas veces en su vida le habían repetido que era malvada y sin sentimientos que la muchacha ya creía que era así. Y según ella, la gente malvada debía hacer lo suyo: Mal. Y al menos, si su alma ya estaba contaminada, haría lo posible por ser buena en lo único que sabía hacer: Ser mala.
Se convirtió en una de las primeras reclutadas, siendo un total secreto que está dentro del grupo, averiguando información sobre quienes son interesantes para ellos, y así, poco a poco, buscar lograr todos sus objetivos. Sin tener que matar a nadie por ahora, esperaba. Después de todo, ya habían pasado cuatro años de la última muerte, y no quería volver a repetir lo mismo.
A pesar de haberle revelado a los caballeros su condición de asesina, sigue ignorando los rumores para el resto de la escuela
Momentos clave:
#. Muerte de sus padres, ella culpable.
#. Muerte de Muireann, ella culpable.
#. Unirse a los Caballeros en Hogwarts.
Relaciones cercanas:
#. Los caballeros en Hogwarts.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Eibhleann O'Malley

Mensaje por Invitado el Vie Ene 20, 2012 4:47 am

¡Ficha aceptada!

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.